Audio «Ser Deportivos Andalucía». VOLEIBOL Y FISIOTERAPIA

Fisioterapia y Voleibol

Hola amigos,

Os dejo el audio de la entrevista que me hizo Santi Ortega en el programa de radio de la Cadena Ser: “Ser Deportivos Andalucía”, emitido el 1 de julio de 2018.

Son preguntas en esta entrevista:

1 . Beneficios de la práctica deportiva
2. Lesiones más frecuentes qué se producen en el voleibol.
Qué hacemos cuando se produce una lesión de tobillo o de rodilla.
3. Cómo podemos prevenir estas lesiones. Preparación física.
Un buen calentamiento
4. Que lesión es la rodilla del saltador y como podemos prevenirla. En niños en los que no está su aparato locomotor bien desarrollado se producen estas lesiones y hay que tenerla en cuenta
5. Estiramientos antes y estiramientos después del ejercicio: son los mismos?
consejos e información sobre este deporte y otros para una practica mas responsable y con menos lesiones

Una vez más, os doy las gracias por la escucha y por vuestro tiempo.

Espero que sirvan mis consejos para los amantes del voleibol. Deporte con el que disfrutado mucho me ha dado tanto a nivel personal.

Consejos desde la Fisioterapia en el Voleibol

Voleibol desde el punto de vista de la fisioterapia

Quiero dedicarme de estas líneas al voleibol, un deporte que he practicado y me ha hecho disfrutar mucho , y lo voy a hacer desde mi trabajo y mi pasión: la Fisioterapia.

Partido del C.V. Mairena

Se trata de una actividad física muy exigente, las solicitaciones musculares y articulares son muy potentes y con ello el riesgo de lesión es más claro. Por ello, os voy a dar unas recomendaciones y unas ideas para que el desarrollo de esta actividad se produzca en un marco de seguridad y con las mínimas posibilidad de lesión.

Puntos a tener en cuenta

1. Lesiones más frecuentes en el voleibol

Los esfuerzos que nos exige el vóley se pueden dividir en 3 zonas básicas:

  • Extremidades inferiores: debido a los saltos y posteriores caídas, las lesiones que más frecuentemente nos encontramos son los esguinces en la rodilla, sobre todo por una falta en la alineación de la pierna en la fase de recepción del peso tras un salto. Esto viene motivado en muchas ocasiones por un mal apoyo en el pie (pisar a un compañero). Son frecuentes, en ese sentido, los esguinces de tobillo. Por el trabajo continuo del salto tendremos lesiones por abuso en el tendón rotuliano y su consecuente tendinitis rotuliana.
  • Extremidad superior: lo más característico en el voleibol son las tendinitis de hombro (supraespinoso, tendones del bíceps y manguito rotador), se producen por el desgaste por abuso de estas estructuras y por la complejidad articular que tiene el hombro. Señalaremos además los esguinces y lesiones capsulares en los dedos.
  • Columna vertebral: sufre mucho en este sentido la columna lumbar sobre todo en el saque y remate por el aumento de la curva que se produce en estos gestos.

2. Lesiones traumáticas y lesiones por abuso

No todas las lesiones se producen de la misma forma y esto hay que tenerlo en cuenta para reducir al máximo el riesgo de sufrir estos “inconvenientes”.

En las lesiones por abuso o sobrecarga, es muy importante la relación trabajo/descanso. Es precisamente en el descanso, cuando existe recuperación a nivel de tejidos (muscular, tendinoso, esquelético…) y regeneración muscular para conseguir más volumen e hipertrofia.

Al hablar de descanso, me refiero al descanso nocturno, que sea de calidad y cantidad y al descanso entre sesiones de entreno y competición. El entrenador y el preparador físico del club son claves para gestionar estos parámetros y hacer una buena planificación semanal, mensual y de temporada.

A nivel individual, podemos ver si “no estamos haciendo esto correctamente” si durante el día tenemos bajones en nuestro nivel de energía.

Levantarnos por la mañana con la sensación de no haber descansado lo suficiente y sin las “pilas cargadas” es otra señal de esto. Si nos cuesta mucho el trabajo físico del entreno (sobre todo en relación a nuestros compañeros de equipo o con respecto a nosotros mismos en otros periodos).

Respetar el cuerpo y atender estas señales es clave para no fatigar el cuerpo y que no tiremos de reservas.

Además de esto, un buen trabajo muscular sobre todo en excéntrico nos facilitará una descongestión activa de tendones y un trabajo de estiramiento de la musculatura implicada.

Las lesiones traumáticas en el voleibol son, sobre todo, en las extremidades inferiores. Se producen por giros en carga a nivel de rodilla y por malos apoyos en los pies (por pisar a un compañero o rival que invade nuestro espacio al bloquear).

Una buena técnica y un buen gesto deportivo son piezas claves. Además, debemos reforzar muscularmente todo el tren inferior y una facilitar respuestas activas de la musculatura protectora, esto es: trabajo propioceptivo.

3. Voleibol con niños en crecimiento

Existe una lesión típica en voleibol que es la rodilla del saltador y que en niños en crecimiento y con cargas de trabajo y de entreno importantes pueden ser muy limitantes y que requieren de reposo deportivo y tratamiento de fisioterapia. Estamos hablando de la lesión de Osgood-Schlatter. La consulta con el profesional: Fisioterapeuta o Medico deportivo es clave para el correcto manejo de esta lesión.

4. La importancia de una adecuada nutrición e hidratación.

Si nuestro nivel competitivo y de exigencia es alto, también lo debe ser los requimientos nutricionales en este sentido. Resulta fundamental estar asesorados por profesionales de la nutrición. Estos nos guiarán  y aconsejarán en periodos de carga de trabajo y de recuperación.

En cuanto a la hidratación, debemos beber medio litro de agua por cada 45-60 minutos de trabajo físico.

Esto último es especialmente importante en el voley playa. Las condiciones ambientales hacen que se exista más sudoración y se pierdan más electrolitos.

5. Estiramientos pre y post-ejercicio.

Aunque estemos hablando de estiramientos; los previos y los posteriores al término de la actividad no deben ser los mismos. En el primer caso, los estiramientos preparan la musculatura para la actividad. Después del deporte, nos sirven para dar descanso a esos músculos y disminuir su grado de tensión.

En los estiramientos previos al voleibol, podemos hacer tiempos de elongación de 10 a 20 segundos máximo.  Las técnicas en las que haya contracción muscular tipo stretching (contracción y después estiramiento) son de mucho interés. Podemos incluso hacer trabajos balísticos (rebotes muy suaves y progresivos). Son estiramientos más dinámicos y combinan bien con ejercicios musculares de contracción y movimiento articular.

En los estiramientos al terminar la actividad se utilizan tiempos más largos de elongación (de 30 a 60 segundos). Cuanto más grande e importante es el musculo empleado en el deporte, más tiempo de estiramiento mantenido requiere. Con 3 ó 4 series suelen ser suficientes. Además son muy interesantes en este sentido, los estiramientos globales. En ellos se ejerciten varios músculos al mismo tiempo, de forma que se ahorra tiempo. Al ser estos estiramientos mas “funcionales”, el trabajo va encaminado también a las fascias. Estamos hablando de las envolturas musculares, que tienden también al acortamiento y la riguidez tras el deporte.

6. Voleibol y voley-playa

Son muchísimas las similitudes que hay entre un deporte y otro. De hecho, el vóley-playa puede ser la alternativa perfecta para la continuidad del trabajo en pista al finalizar la temporada.

Cabe señalar que en voley-playa las batidas (saltos) son más verticales. Además, tenemos el hándicap de hacerlo sobre superficie “blanda”. Esto nos hará ganar potencia en las piernas, muy necesario en esta disciplina deportiva. Pero esto conlleva un peligro: la sobrecarga rotuliana y en los músculos de la pantorrilla y su tendón de Aquiles. Ojo con esto, sobre todo cuando a lo largo del año estas estructuras nos han avisado con tensión o molestias.

7. La ayuda de la fisioterapia

Resulta fundamental para optimizar resultados el acudir a un fisioterapeuta como profesional cualificado para descargar tensiones musculares y corregir los desequilibrios patológicos que genera el voleibol como deporte asimétrico. Además de esto, el tratamiento en fase aguda de cualquier lesión no sólo genera una recuperación más rápida. Y a esto se suma que minimiza las secuelas que pueda conllevar estas lesiones.

 

Muchas gracias por vuestra atención y espero haber sido de ayuda con este artículo.

Por supuesto son bienvenidas vuestros comentarios.